Manifiestan su rechazo al cobro de 10 dólares a los turistas extranjeros que lleguen al estado

o al cobro de 10 dólares a los turistas extranjeros que lleguen a Quintana Roo.

“Muy a nuestro pesar, el impacto negativo ocasionado por la crisis sanitaria cada día se ha ido profundizando. Esta es una llamada de auxilio. Necesitamos de su apoyo para mantener nuestra actividad y, sobre todo, salvar del desempleo a miles de trabajadores de nuestra industria que actualmente viven en zozobra por la posibilidad de que se cierren sus fuentes de empleo, afectando gravemente su futuro y el de sus familias”, apunta la Canirac en una carta dirigida al gobernador Carlos Joaquín González. 

En un oficio que es firmado por el presidente de la Canirac del estado, Juan Carlos Hernández Cabrera; Marcy Bezaleel Pacheco y Beyra Carmina Aguirre Villegas, presidentes en Cancún y Chetumal, respectivamente, sostienen que la unidad de los sectores es la mejor opción para hacer frente a la situación actual. 

“Esta situación nos está asfixiando y se vuelve insostenible”, citan, pues en Quintana Roo la industria restaurantera ha tenido una reducción de entre 60 a 80 por ciento, que ha obligado al cierre. 

Consideraron que un nuevo cierre o nuevas restricciones serían catastróficos para el sector, pues la situación ya no es la misma que en marzo o abril, ya que los restaurantes tuvieron que utilizar sus ahorros para hacer frente a sus gastos y compromisos adquiridos. 

“Las negociaciones particulares que se hicieron con proveedores o arrendatarios ya llegaron a su fin y hay presión por ponerse al corriente; y hay lugares que ni siquiera se llega al aforo permitido”, destacan.

Por ello, apelaron a la sensibilidad del gobernador para permitir que la industria siga operando en la entidad, pues enfrentar la pandemia. La Canirac preparó un protocolo de Mesa Segura que incorpora los lineamientos que marcan autoridades y las mejores prácticas nacionales e internacionales, lo que implicó -citan- una inversión que no se tenía prevista para la compra de equipo de protección, servicios de sanitización, pruebas de detección de COVID-19, entre otros.

En contra de impuesto al turismo

En un escrito por separado, la Canaero, integrada por más de 50 miembros de aerolíneas nacionales e internacionales, empresas de carga, taxis aéreos y prestadores de servicio a nivel nacional, y la IATA externaron su preocupación por el impuesto adicional que fue aprobado por el Congreso del estado para aplicarse a partir de abril. 

“La propuesta se da en un momento crítico en el que la imposición de nuevos cargos, resulta en mayores costos de viaje”, citan.

La Jornada Maya