El elemento ingresó a una vivienda para asegurar a una persona, sin orden judicial o administrativa.

Un policía estatal que ingresó de manera irregular a una vivienda, para realizar una detención fue vinculado a proceso, informó este miércoles la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo.

De acuerdo con un comunicado de prensa emitido por la dependencia, tras recabarse datos de prueba contundentes fue posible la vinculación a proceso del elemento policial.

Se trata de un caso que está integrado en la carpeta administrativa 447/2019, por el delito de abuso de autoridad, en contra de un policía adscrito a Seguridad Pública Estatal identificado con las iniciales R. A. C. P., en agravio de una persona de identidad reservada.

La investigación reforzada por la Fiscalía Anticorrupción, concentró los elementos suficientes para determinar que el imputado, durante el ejercicio de sus funciones, como policía con grado segundo y conductor de una patrulla, ingresó a un cuarto para detener a una persona y consignó sin motivos aparentes.

Los hechos se suscitaron en la colonia Espíritu Santo, el día 3 de abril de 2018, aproximadamente a las ocho de la mañana. Los fiscales especializados señalaron que R. A. C. P., ingresó a un cuarto junto con otro servidor público (inspector, oficial y comandante de la misma patrulla) para realizar la detención de la víctima.

Esta conducta fue señalada porque no existió ninguna orden judicial y/o administrativa que justificara dicho aseguramiento. Además, la víctima fue presentada ante un Juez Calificador por una supuesta falta administrativa, pero no señalaron el ordenamiento legal de procedencia.

El policía fue suspendido por seis meses

Esto originó que el Juez de Control determinara su vinculación a proceso, aunque también obtuvo una suspensión condicional de seis meses, que iniciará a partir de este día y concluirá el 1 de junio de 2021.

El servidor público también fue obligado a pagar la cantidad de 500 pesos y se garantizó su presencia en la ciudad, mediante firmas mensuales durante seis meses; mismas que serán realizadas a través de la Unidad de Medidas Cautelares (UMECAS), quedando como primer día, el 30 de diciembre de 2020.

Novedades de Quintana Roo