Estudiantes de carpintería comenzaron con la venta de artículos alusivos a la navidad, como arbolitos de madera para empotrar a la pared.

Un grupo de estudiantes de carpinteria de una escuela de educación especial en Chetumal inició con la fabricación y venta de temporada decembrina de muebles de madera, para captar ingresos para sus hogares.

Se trata de alumnos del Centro de Atención Múltiple (CAM) Roberto Solís Quiroga, que bajo las medidas sanitarias para la prevención del COVID-19 iniciaron con la fabricación de adornos alusivos a la navidad, como arbolitos de madera para empotrar a la pared y otros adornos.

Jorge Chi Medina, profesor del taller de Carpintería comentó que como todos los años anteriores, se busca seguir con esta actividad, como parte de un proyecto escolar que incentive a los alumnos de educación especial

Lo hacen con el entusiasmo de poder ayudar en el hogar con los ingresos que se generen, que van desde los 100 a los 400 pesos las piezas, dependiendo del tamaño y complejidad de fabricación, no muy costosos para que puedan ser adquirir con mayor facilidad.

Así como fomentar las actividades sanas entre los niños y adolescentes que se encuentran en la educación básica y el aprendizaje de manualidades que les pueda servir para aplicar en el futuro, como una forma digna de ganarse la vida, si es que deciden continuar con ello.

“Como todos los años y para continuar con esta tradición, los alumnos del taller sacan a la venta, sobre pedido, los diferentes modelos de árboles de navidad y decoración navideñas, esperamos contar con su valioso apoyo”, comentó el docente.

Utilizan material reciclado

Destacó que para poder lograr sus diseños se utiliza material reciclado de tarimas que se consigue a través de las donaciones que se recibe de la población en general, reconstruyendo a productos o muebles, lo que representa un ahorro en la búsqueda de insumos.

”El trabajo individual, en combinación con un trabajo realizado, necesitan salir de casa para ocuparse en algo productivo, van desde los 14 hasta los 21 años, algunos tienen discapacidad, déficit de atención e hiperactividad, por eso deben ocuparse en actividades y en esta ocasión es algo sano para ellos”, resaltó.

Novedades de Quintana Roo