También incorporaría licencia que regule la venta y distribución de bebidas alcohólicas

El paquete fiscal 2021 presentado por el gobierno del estado de Quintana Roo ante el Congreso local el pasado viernes 20 de noviembre propone nuevos gravámenes. Destacan el cobro por ingresar a las Áreas Naturales Protegidas (ANP’s) estatales, un Impuesto para Fomento al Empleo e incorporar una licencia que regule la venta y distribución de bebidas alcohólicas a través plataformas tecnológicas o digitales. 

En el caso de las ANP’s, el Ejecutivo del estado presentó un proyecto para reformar la Ley de Derechos e incorporar  nuevos conceptos de cobro por parte del Instituto de Biodiversidad y Áreas Naturales Protegidas (Ibanqroo) a las áreas naturales protegidas de la Reserva Ecológica Estatal “Laguna Manatí”, el Santuario del Manatí o Bahía de Chetumal y el Parque Laguna Bacalar, “toda vez que son áreas naturales protegidas en explotación turística y sobre las que se requiere mantener control sobre su explotación y disponer de recursos para su mantenimiento y conservación”. 

En estas zonas es potencial la actividad ecoturística, pero en el caso de la Bahía de Chetumal lo es también para la pesca deportiva. Las tarifas están planteadas en Unidades de Medida y Actualización (UMA) y cambian respecto a turistas nacionales, extranjeros y locales. Grava también a los prestadores de servicios náuticos y acuático-recreativos de bajo impacto.

El lbanqroo aclaró que en el caso del Santuario del Manatí, únicamente se contempla el acceso al Centro de Atención a Mamíferos Acuáticos (CARMA) y el uso de las instalaciones, y para el caso de prestadores de servicios turísticos autorizados que generan lucro a partir de su actividad. “De ninguna manera implica el cobro de derechos por otra forma de acceso, como recorrer el bulevar, por ejemplo”, aclaró una fuente de Ibanqroo.

El presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta de la XVI Legislatura, José de la Peña Ruíz de Chávez anticipó que los impuestos ambientales podrían aprobarse, pues generarían una posibilidad de acumular recursos. 

Impuesto sobre nómina

El gobierno de Quintana Roo presentó también la propuesta para crear la Ley de Impuesto para Fomento al Empleo, por la que se aplicará una tasa adicional del .35 por ciento al Impuesto Sobre Nóminas (ISN) y cuya recaudación se destinará al fomento del empleo. 

El documento de la iniciativa cita que, en medio de las circunstancias económicas imperantes en el país dentro de las cuales el estado no es exento, se propone el establecimiento del Impuesto Adicional para el Fomento al Empleo mediante la expedición de la Ley del Impuesto Adicional para el Fomento al Empleo del Estado de Quintana Roo, por la que se aplicará una tasa adicional al Impuesto Sobre Nóminas, cuya recaudación se destinará precisamente al fomento del empleo. 

Los elementos importantes de esta ley son el objeto en donde precisa que el cobro de este nuevo gravamen se realizará conjuntamente y en el momento en que deban efectuarse los pagos por concepto del Impuesto Sobre Nóminas cuyo destino es “al desarrollo económico del estado”.

En la iniciativa, el estado plantea subsidiar este impuesto a favor de las personas físicas, morales y unidades económicas cuando paguen el ISN sin la intervención de un tercero prestador de servicios de personal (outsourcing), con el fin de fomentar el empleo directo.

Regular venta de bebidas on line 

En este mismo paquete se presentó una propuesta para reformar la Ley de Bebidas Alcohólicas con la que se crea una licencia para la venta de bebidas alcohólicas a través plataformas tecnológicas o digitales. 

En la iniciativa se precisa que la generación de nuevas formas o estilos de vida hace necesaria la adecuación de los ordenamientos regulatorios ya existentes. Con esta iniciativa el gobierno pretende otorgar certeza jurídica y al mismo tiempo que los consumidores puedan realizar sus pedidos y solicitudes mediante el uso del dispositivo móvil o bien por medio de las plataformas tecnológicas o digitales de su preferencia de manera segura al tener la certeza de la procedencia legal de los productos solicitados 

“La venta en línea se brindará a los comerciantes que ya cuenten con licencias de bebidas alcohólicas autorizadas y vigentes y tendrá el mismo valor que la licencia principal con base a las tarifas previstas en la ley de derechos del Estado evitando con esta medida que existan los revendedores quienes acaparan una cierta cantidad de este producto y lo ofrecen a precios mayores”, señala. 

Y sostiene que la venta en línea o a domicilio de bebidas alcohólicas cambiará la forma en que los comerciantes llegan a los consumidores beneficiando con esta modalidad, a los comercios y establecimientos de bebidas alcohólicas que les permita llegar a sus clientes de manera más fácil debido a que cada vez más personas optan por realizar sus compras a través de estas plataformas.

La iniciativa apunta sanciones y multas de hasta 800 UMAS y clausura temporal y definitiva, para quienes oferten en línea y no cuenten con la licencia.

La Jornada Maya