Las reglas entrarán en vigor el 1 de diciembre para poder solicitar el recurso económico.

A partir del 1 de diciembre, los familiares de personas fallecidas por Covid-19 podrán solicitar al gobierno federal el pago de un apoyo por servicios funerarios, a razón de 11 mil 460 pesos, por beneficiario.

En el caso de Quintana Roo, al menos mil 920 familias tienen derecho a ese pago, es decir, un monto global de casi 22 millones de pesos, de acuerdo con las cifras de fallecidos reportado por la Secretaría de Salud de Quintana Roo.

Ayer la Federación publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los Lineamientos ante la emergencia sanitaria derivada de la pandemia del virus SARS-CoV-2, para acceder a ese apoyo, a través del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia.

Según las reglas que entrarán en vigor el 1 de diciembre, podrá solicitar el recurso el cónyuge, concubino (a); descendiente en primer grado, hijo (a); ascendiente en primer grado, padre o madre; y deberán cumplir con todos los requisitos, sin excepción, como por ejemplo la CLABE interbancaria a donde se hará la transferencia o en su caso será en efectivo.

Entre los otros documentos que deberá presentar el solicitante: el documento comprobatorio de parentesco con el finado (acta de nacimiento o matrimonio); identificación oficial; CURP; datos de contacto (correo electrónico o número telefónico); domicilio.

En tanto que los documentos del finado son: Acta de defunción y la Clave Única de Registro de Población (CURP).

Se aplicarán siempre y cuando exista una suficiencia presupuestal, para los efectos del carácter universal se entiende por tal que el derecho a su solicitud lo será sin distinciones de raza, sexo, origen, situación socioeconómica o cualquier otra distinción que atente contra la dignidad humana”, establece los Lineamientos.

Lo anterior, fue considerado por el Gobierno Federal para ayudar a las familias de todo el país que han sido afectadas por la enfermedad mortal a partir del 18 de marzo y derivó en el fallecimiento de sus familiares directos. El programa de apoyo tiene una vigencia de seis meses, pero con la opción de renovación en caso de persistir la pandemia.

A partir de la segunda quincena de marzo, hasta ayer, un total de mil 920 defunciones por Covid-19 se tenían registradas en Quintana Roo.

Novedades de Quintana Roo