A un cuarto de su capacidad operan restauranteros de Calderitas, ya que únicamente los fines de semana y en quincena es cuando el flujo de visitantes arriba a este polo turístico ubicado a unos 10 kilómetros de Chetumal, las condiciones meteorológicas y el cierre de la frontera beliceña ha complicado aún más la recuperación económica de este destino turístico.

Apolinar Gómez Cruz, presidente de la Integradora Servicios Turísticos de los Restauranteros de Calderitas, detalló que a punto de cumplirse 9 meses de pandemia la crisis económica de los restauranteros se ha agudizado aún más y tras la reapertura apenas alcanzan un 25 por ciento de ventas lo cual complica su operatividad aun y cuando más del 90 por ciento de los 31 negocios son operados por familiares.

Resaltó que es el visitante de Chetumal el cual ha ayudado a mantener aun operativos los negocios ya que tras el cierre de la frontera beliceña el flujo de visitantes de Belice se desplomó y confió que en las últimas 5 semanas del año la condición mejore y con ello poder iniciar fortalecidos en 2021.

Noticias Canal 10