La esperanza de la recuperación de clientes ha caminado a pasos demasiado lentos.

A pesar de que desde finales de agosto volvieron a abrir sus puertas, los propietarios de los gimnasios en la capital del estado no han logrado tener la respuesta que se esperaba por parte de los clientes.

Con instalaciones semivacías prácticamente todo el día se mantienen estos centros deportivos que fueron severamente golpeados por la pandemia, a tal grado de que algunos no lograron resistir y terminaron cerrando sus puertas de manera definitiva.

Marvin de la Rosa, empresario de este rubro en la capital del estado, señaló que, lamentablemente no se ha presentado la recuperación que se esperaba con el inicio de la Nueva Normalidad Deportiva y la apertura de sus negocios.

Recordó que durante varios meses lucharon para convencer a las autoridades y que se les permitiera abrir nuevamente sus puertas, lo que trajo buena respuesta a partir de la última semana de agosto, cuando comenzaron a laborar, una vez que obtuvieran su constancia de certificación por parte de las autoridades de salud y del deporte en el estado.

Sin embargo, la esperanza de recuperación ha caminado a pasos demasiado lentos, pues, aunque trabajan con un permiso del 60% de su capacidad, la realidad es que el número de clientes que hacen uso de los gimnasios es mucho menor de esa cifra, lo cual ha traído muchos problemas económicos para este sector.

“Sigue muy bajo la afluencia de clientes, estamos trabajando todos los días pero la productividad es mínima. Esperábamos que la gente llegara a partir de que volvimos a abrir, pero las cosas han sido completamente distintas”, señaló el entrevistado.

Para el empresario, el motivo de esta situación es que la gente aún tiene miedo de contagiarse de Covid-19 en estas instalaciones, aunque asegura que todos los gimnasios de la ciudad siguen perfectamente las indicaciones de las autoridades de salud.

Añadió que, a raíz de que volvieron a abrir sus negocios se reestablecieron también los pagos al 100%, lo cual les pone contra la pared, al no poder cumplir con sus obligaciones por la falta de ingresos y dijo que esperan que sea hasta el primer trimestre del 2021 cuando puedan sentir una recuperación.

Novedades de Quintana Roo