Los que cometan el delito serán castigados con uno y hasta seis años de cárcel.

A partir de este mes de noviembre todo aquel que introduzca ganado al estado, sin la documentación legal o lo transporte fuera del horario establecido y sin autorización, será castigado con uno y hasta seis años de cárcel.

Los nuevos cambios al Código Penal para el Estado de Quintana Roo fueron publicados en el Periódico Oficial, y establecen que la misma pena será para quien comercialice o fabrique dispositivos falsos de identificación oficial de especies pecuarias mayores o menores; simule la venta de animales, o los transporte “en partes” para así eludir su identificación.

Los cambios también acabaron con las lagunas legales que existían, al tomar en cuenta la gravedad del delito, basado en la cantidad de cabezas de ganado robadas, por lo que los responsables podrían alcanzar penas de cárcel de hasta 12 años.

De igual manera, se consideró el robo de colmena como delito, el cual se castigará con hasta ocho años de prisión y hasta cien días de multa. Si “por accidente” un tercero destruye la colmena de un productor al usar plaguicidas, deberá pagar hasta 500 días de multa.

Gualberto Caamal Kú, presidente de la Asociación Local de ganadería del sureste del municipio de Othón P. Blanco, explicó que cada año más de 200 cabezas de ganado son robadas.

En tanto, la destrucción y robo de colmenas también se han convertido en acciones cada vez más comunes. Ambos cuestan millonarias pérdidas.

Sin embargo, los ganaderos locales se muestran renuentes a las nuevas disposiciones oficiales, ya que si bien se consideran nuevas formas de robo que antes eran “lagunas legales” aprovechadas por los ladrones, las autoridades han demostrado un nulo interés en investigar este delito.

“El año pasado se presentaron por lo menos 67 denuncias por robo, con pruebas. La Fiscalía General del Estado ni siquiera les dio seguimiento, por lo que siguen sin aparecer culpables”, puntualizó Caamal Kú.

Novedades de Quintana Roo