Este año el ejercicio de recursos fue mínimo y prácticamente se dejó desprotegido a los productores.

El director general de proveedores de granos básicos del Estado, Álvaro Ramírez Mendoza, acusó que durante este año el ejercicio de recursos fue mínimo y prácticamente se dejó desprotegido al campo estatal y nacional.

Advirtió que en 2021 podría haber escasez, ya que algunos productores únicamente están generando para el autoconsumo por falta de recursos.

En este 2020 se ejerció muy poco para el campo, hay padrones que tiene el gobierno, pero los programas que tienen que ver con la productividad del sector está sin apoyos”.

Y aunque la principal afectación es para el maíz, también se cultivan frijol, sandia, sorgo, soya, jitomate, y frutales como chicozapote, naranja, papaya, limón agrio, mango, piña y aguacate, que son productos básicamente de autoconsumo.

Admitió que la zona rural de Quintana Roo y el país en general se vio severamente afectada por la pandemia sanitaria del coronavirus y sus repercusiones económicas y lo más preocupante es que no se vislumbra recuperación a corto plazo.

Por ello llamó a los diferentes niveles de gobierno a no olvidar a los productores e incentivar la actividad del campo. “Estamos sobreviviendo a todo este desastre que hay ahorita en el país, la recesión económica y los estragos que está dejando la pandemia. Ha afectado al campo mexicano y no vemos como vaya a salir de la crisis en que está actualmente”.

En el caso de Quintana Roo al menos 50 mil productores quedaron en el abandono por la falta de presupuestos. Señaló que existe falta de sensibilidad por parte de los poderes ejecutivo y legislativo ya que en 2021 el presupuesto tampoco será suficiente para poder reactivar al campo.

“Pero lo más grave es que el poco recurso que se etiqueta no se ejerce y por lo tanto no se incentiva la producción, además el recorte de programas para el campo en 2021 traerá un panorama más complicado para este sector prioritario en nuestro país”, comentó.

Se eliminaron 12 mil millones de pesos del Fondo de Financiera Rural, además del Fondo para Desastres Naturales por 6 mil 861 millones de pesos, y de un programa para siniestros agropecuarios por 4 mil millones de pesos, lo que deja en la indefensión al productor mexicano ante el cambio climático y los riesgos de las plagas.

El representante de productores del campo de Quintana Roo, consideró que el escenario es catastrófico para el 2021.

Hay 70 mil hectáreas de maíz, que supuestamente se producen anualmente en el Estado, pero no existen, este año difícilmente se producirán de 20 a 30 mil, una baja del 50% en la producción de maíz que se vende para el sector pecuario y autoconsumo”, lamentó.

Novedades de Quintana Roo